1/6

La Piedad de Van Gogh

Las interpretaciones de Van Gogh de obras de Delacroix y Rembrandt fueron las únicas pinturas verdaderamente religiosas que ejecutó. Aquí, en esta copia de una Pietà de Delacroix, Van Gogh añadió su propio estilo y, posiblemente, su propio rostro.
2/6

La resurrección de Lázaro


Rembrandt fue otra gran inspiración para Vincent, que dramatizó la resurrección de Lázaro y, una vez más, quizás insertara su propia cara en la pintura.
3/6

Ángel

Aunque copiando a Rembrandt, Van Gogh tuvo su propia visión única de cuál sería el aspecto de un ángel.
4/6

El buen samaritano

Van Gogh tenía un conocimiento minucioso de la Biblia, pero recurrió a Delacroix en busca de inspiración para representar el relato del Buen Samaritano.
5/6

La playa donde llegó María Magdalena

Van Gogh viajó a la playa donde, según una tradición, llegó María Magdalena, aunque no hay señal de ella en la pintura.
6/6

¿La Última Cena?

Solo recientemente los observadores más minuciosos han visto la historia de la Última Cena contada en esta escena callejera de Arles.