5 / 7
5ª edad de oro: Nuestra vida matrimonial, los primeros años.

Aprendimos a luchar por nuestro amor al margen de nuestras diferencias personales, así como a no exponerlo a las circunstancias cambiantes del entorno. Aceptamos las contrariedades y el mismo sufrimiento como parte ineludible de la vida. 

Sobre todo, asumimos con esfuerzo una paternidad responsable lo más generosa posible al comenzar a llegar los hijos.

+

© Solis images - Shutterstock