7 / 10
Nuestra Señora de La Salette en Grépon, Chamonix, Alta Saboya
El 27 de junio de 1927, el Padre Vuarnet y un equipo de guías de montaña izaron una estatua de bronce de Nuestra Señora de La Salette hasta la cima de la Aiguille du Grépon, en el macizo del Mont-Blanc, a 3.000 metros de altitud, tras siete horas de ascensión. Esta Virgen coronada, que se apareció a los niños pastores en las montañas de Isère, en el sureste de Francia, es muy querida por los montañeros. Aquí vela por ellos y por el valle de Chamonix.
+

© JKeyser photography/ Shutterstock