3 / 10
Virgen Negra, Lusigny-sur-Ouche, Côte-d'Or
Esta estatua negra de hierro fundido de María se alza sobre un afloramiento rocoso en medio del bosque. Fue costeada por una lugareña en acción de gracias por una curación. Se erigió en 1864. En 1870, los prusianos la confundieron con un francotirador solitario y le dispararon. Las marcas de las balas aún son visibles. Hoy, la Virgen parece bendecir pacíficamente el pueblo y sus alrededores. (Fuente: André Beuchot).
+

© Florian Simonnet