7 / 9
Jame Tissot, 1886-1894
Esta acuarela se distancia del ambiente idílico en el que se envuelven tantos otros cuadros sobre la huida a Egipto. No hay escolta ni ángeles ni querubines ni compañero ni mujer de compañía. Tampoco hay árboles ni flores. El desierto y la arena hasta donde alcanza la vista. Un esqueleto de camello recuerda que la sed no hace miramientos ni con humanos ni con animales. Una caravana pasa por el fondo, sin preocuparse por este pequeño grupo que no tiene más que un asno por montura.
+

© Domaine Public