3 / 9
Caravaggio, 1596-1597
En un paisaje rústico y verdecido descansa la Virgen María con el Niño tiernamente acomodado entre sus brazos. En el centro de la imagen, un ángel, de espaldas al espectador, toca el violín para adormecer al Niño. José, frente a él, sostiene la partitura que ilustra un motete en honor a la Virgen María.
+

© Domaine Public