1/12

"Crecerá en ti el deseo de autonomía. Pues, bien, haz que crezca también – con la ayuda externa de buenos educadores – la recta conciencia de tus derechos y deberes".

2/12

El cardenal escribe a Pinocho: "Vosotros soñáis con todo un garaje de autos morales: autoelección, autodecisión, autogobierno, autonomía."

En la imagen, fotograma de una reciente versión cinematográfica de "Pinocho".
3/12

El entonces cardenal Albino Luciani tenía 60 años.

4/12

"Sigues siendo el mismo niño de otro tiempo. Yo, en cambio, he envejecido", escribe el que será muy pronto Juan Pablo I y morirá al mes de ser elegido..

5/12

"Rechazarás la compañía, las lecturas, los juegos de los pequeños; pero tampoco eres un hombre, y te sentirás incomprendido y casi rechazado por los adultos", dice Albino Luciani a Pinocho.

6/12

"¡Cuánta paciencia, cuánta indulgencia, cuánto amor y comprensión deberá tener contigo el maestro Gepeto!".

En la imagen, Roberto Benigni interpretando a Gepeto.
7/12

El futuro papa quiso, en esta carta, estar muy cerca de los adolescentes, de sus padres y de sus educadores.

8/12

La pandilla.

El futuro papa escribe a Pinocho: "Entrarás en conflicto con el ambiente de la familia y del colegio; por otra, entrarás a velas desplegadas en la solidaridad de las pandillas".
9/12

"Aflorará en ti la melancolía, la necesidad de soñar con los ojos abiertos, el sentimiento e incluso el sentimentalismo."

10/12

El Hada.

"¿Te has dado cuenta de que no he nombrado al Hada entre tus «consejeros»? No me gusta su sistema", dice el Patriarca de Venecia a Pinocho.
11/12

Sobre el amor, el futuro Papa reflexiona: "Su amor debe ser con A mayúscula, hermoso como una flor, precioso como una joya, y no vulgar como un fondo de vaso."

12/12

Un pollo de cartón.

El Hada manda al Caracol a que lleve comida a Pinocho. Tarda nueve horas en llegar y le lleva manjares incomestibles, entre ellos un pollo de cartón: "No se trata así a los niños que se equivocan", dice el futuro Papa en su carta a Pinocho.