5 / 12
IGLESIA DE SAINT-JACQUES DE LUNÉVILLE (Lorena): El gran órgano de la iglesia de Saint-Jacques de Lunéville figura entre las obras más hermosas y más importantes que dejó Stanislas Leszczynski, rey de Polonia y último duque de Lorena. Se trata del único órgano de tubos ocultos que se conozca en el mundo. Toda la parte mecánica está camuflada detrás de una fabulosa decoración barroca. El órgano fue construido siguiendo los planos del célebre arquitecto de la plaza Stanislas de Nancy, Emmanuel Héré.
+

© Gromf I CC BY-SA 3.0