4 / 7
Con ello, podemos aportar un protagonismo y un clima especial a nuestros centros de mesa, ventanas, barandillas, fachadas.
Podemos aprovechar para jugar con diferentes formas, texturas y tamaños, creando un rincón muy especial sobre un aparador, un alféizar de ventana o una mesa rinconera.
+

© Shutterstock | Oksana Shufrych