9 / 9
Sé flexible
Si no se cumple la opción A, alégrate de ir a por la opción B. Los niños no se encallan: cuando no pueden conseguir algo, enfocan su mirada hacia el siguiente objetivo. Así, siempre consiguen lograr las metas. ¿Por qué no vamos a hacer nosotros lo mismo? Traza vías nuevas cuando veas que la que empleas está agotada y notarás que esa elección te alivia.
+

© Sofi photo - Shutterstock