11 / 12
Recuerda tu propósito de vida.
Te ayudará a conseguir trabajo con más energía que pensar en tus deudas o tu hipoteca. En tu propósito de vida está tu corazón y por él eres capaz de las cosas más grandes que jamás hayas imaginado: ponerte a estudiar de nuevo, reinventarte profesionalmente... Todo es posible, ponte a prueba. Tal vez el coronavirus es la ocasión para enfocarnos de nuevo hacia otras prioridades.
+