1/12
La estatua de Nuestra Señora de Lourdes en la Gruta del Bronx. Muchos rosarios y peticiones de oración están escondidos entre las rocas.
2/12
El agua del grifo de Nueva York fluye de las rocas. Mucha gente viene a recoger este agua.
3/12
Uno de los muchos testimonios que atribuyen ayuda o curación a la intercesión de Nuestra Señora.
4/12
La procesión baja por la avenida Bronxwood. Al comienzo de la Misa en honor a Nuestra Señora de Lourdes.
5/12
El sacerdote y los diáconos, junto con los servidores del altar, hacen una pausa ante la estatua de Nuestra Señora de Lourdes.
6/12
El altar está ubicado en la Gruta, que es lo suficientemente grande como para tener la presencia de los celebrantes y servidores del altar.
7/12
Consagración del Santísimo Sacramento
8/12
La comunión es distribuida por los ministros
9/12
Muchos paraguas en un día lluvioso
10/12
Momentos de recogimiento y oración
11/12
12/12
Una estatua de Santa Bernadette Soubirous