4 / 4
El nacimiento de "nosotros"
Una buena pregunta que debéis haceros es: ¿Mi cónyuge es porque se casó conmigo y, a través de mí y gracias a mí es y será la persona que está llamado(a) a ser? ¿Nos sentimos cada uno como en casa, plenamente reconocidos en el derecho a opinar y tomar las decisiones sobre nuestra vida de pareja? ¿Ha surgido el "nosotros"? Nosotros no es la suma de un "yo" o de un "tú", y mucho menos la absorción de un "yo" por un "tú", sino la aparición de una célula nueva y original constituida por la aceptación y la interpenetración de la riqueza de cada uno. Una célula que debe encontrar su propia ruta de crucero lejos de las tensiones familiares y de los padres. Una célula que no puede hundirse ni en la fusión ni en la fagocitosis del uno por el otro. Una célula donde cada uno tiene el sentimiento de que él es prioritario en el pensamiento del otro, que existe completamente en su mirada, de la misma manera que existe completamente en la mirada de este Dios que dice a cada uno: "Tienes precio a mis ojos"
+

© Shutterstock