2 / 4
¿Dónde están mis cosas?
Tener la impresión de no haber encontrado tu lugar puede vivirse en el sentido estricto de lo material. Por ejemplo, uno busca dónde podría colocar sus papeles en una casa magníficamente organizada por el otro que no dejará de decirle: "Por favor, guarda tus papeles, no sé porqué están aquí". Termina por llevarlas a un rincón donde tiene, cual refugio, todas sus cosas. Entonces puede pensar: "Él (ella) tiene su despacho, pero como no es suficiente, él (ella) termina ocupando el salón, que termina desordenado con sus papeles, carpetas, ordenador y todo tipo de objetos. ¡Yo ni siquiera tengo una mesa para mis pertenencias personales! "
+

© SHUTTERSTOCK