1/5

Actos de bondad

Motivarlos a esforzarse por ser generosos en el bien especialmente si están haciendo lo más fácil repitiendo los mismos actos todos los días. Con el apoyo adecuado, podemos agrandar su visión sobre las diferentes formas en las que están siendo queridos y pueden tratarse con amor.
2/5

Lazos de amistad

Expresa con frecuencia el significado y valor de ser amigos: todo lo que comparten, sus mejores recuerdos, los momentos de protagonismo de cada uno y los que han vivido juntos. Muchas veces esto se puede hacer trayendo historias de la niñez o incluso utilizando alguna foto como apoyo visual para hacerles recordar su sentido de pertenencia.
3/5

Trabajo en equipo

Podemos enseñarles que todos deben trabajar dando lo mejor de sí mismos y cuando una persona termina con su parte, ayudar a su hermano hasta que se haya completado toda la tarea. Aprenderán que los resultados y la satisfacción serán mayores.
4/5

Cuidado mutuo

Sabemos que nuestros hijos recurrirán a sus hermanos cuando transiten situaciones de dificultad. A la larga, serán los que se apoyarán emocionalmente e incluso materialmente cuando lo necesiten. El saber que tienen a un hermano al que pueden acudir es uno de los mejores sentimientos del mundo.
5/5

Corrección fraterna

Cuando un niño le habla inapropiadamente a su hermano o hermana, podemos intervenir para darle los recursos necesarios como son las palabras que le ayudarán a expresar sus sentimientos de manera respetuosa, con un tono de voz y expresión facial adecuados.