1/5

“Cuando tienes pareja, pierdes libertad”

Es una de las grandes mentiras sobre el amor en nuestro tiempo. Entregarse a otro, más bien, es el culmen de la libertad. Porque se renuncia a lo demás por algo que consideramos mayor.

Por poner un ejemplo sencillo, cuando elegimos una carrera, nadie piensa que se está perdiendo la libertad de estudiar todas las demás carreras, sino que nos sentimos alegres de haber escogido la que más nos gusta y la que más felices nos hará. Elegir nos hace más libres y nos da acceso a una vida más plena.
2/5

“No me quiero enamorar para no sufrir”

Evitar relacionarnos para no asumir el coste de dolor emocional que conllevará, nos hará vivir una vida vacía y sin sentido. Porque lo que más nos infunde las ganas de vivir y la ilusión por las cosas cotidianas es precisamente compartirlas con las personas que amamos.
3/5

“Tenemos que pensar igual y tener los mismos gustos”

Diferente no es lo mismo que incompatible. Sin duda, compartir hobbies es algo que fortalece las relaciones, pero no es el requisito indispensable para mantener el amor. Pensar distinto y tener diferentes formas de entretenimiento es enriquecedor para los dos.

Para que las relaciones se fortalezcan, es necesario pasar tiempo juntos y compartir la vida. Pero eso no implica que haya que fusionarse con el otro hasta el punto de ser completamente dependientes para tomar cualquier decisión o emprender una acción.
4/5
5/5