1/12
"Esperamos alejar a los futuros padres de falsas ideas preconcebidas, y mostrarles lo que nos llena de tanta alegría: el amor loco que tenemos por nuestras niñas supera cualquier tensión emocional resultante de sus necesidades".
2/12
"Son mis amores perfectos, mis bebés, y lo serán durante todo el tiempo que respire".
3/12

"¡Las elegiría tal y como son"

4/12
“Me di cuenta de que incluso dentro de nuestra sociedad desarrollada, los derechos humanos para las personas con síndrome de Down son primitivos y existen muchísimos prejuicios sociales de los profesionales sanitario con respecto al síndrome de Down, por lo que se presenta como un hecho negativo para los padres".
5/12
“Hay que avanzar en el área de criar a un niño con síndrome de Down. Mientras más artículos y memorias leo, más inclinada estoy a hablar en nombre de mis hijos”.
6/12
No las cambiaría por nada del mundo, pero cambiaría el mundo para ellas.
7/12
"Estoy orgullosa de quiénes son. Si el mundo les dice algo diferente, es por miedo. Las personas se sienten intimidadas por lo que les es extraño”.
8/12
“Como su madre, mi papel no ha cambiado. Las amaré y ofreceré a Cristo con todos mis esfuerzos" 
9/12
“Para los padres o futuros padres de cualquier niño con necesidades especiales: no tengan miedo a los prejuicios ni a la compasión. Libérense de miedos e inseguridades"
10/12
“Nuestros hijos no son un medio para ganar estatus o aceptación y no deben ser mal etiquetados por la ignorancia o las emociones de otra persona". 
11/12
"Quédate tranquilo y deja que el tiempo demuestre que nosotros, los padres, somos en verdad los afortunados”.
12/12
"Con respecto a su cromosoma extra, mi estrategia de crianza permanece inalterada: abrazamos y celebrar cada hito”.