8 / 41
Al entrar en las tumbas, se observan los mismos grabados que Oliver habría admirado.
+

© Stephen Mc Elligott | Aleteia