2 / 4
Haz pequeños favores
Los detalles de amor cotidianos no son más que pequeños actos de servicio que se prestan todos los días pero que pueden hacer una gran diferencia para los demás como recoger la mesa, comprar algo en el supermercado o transmitir un recado. A una persona que es educada nunca le parecerá tan insignificante un favor como para no llevarlo a cabo correctamente y sin demora. Intenta recordar la palabra, el regalo o el gesto amable que le agrada al otro y muestra disposición para ayudar en lo que haga falta.
+

© bbernard | Shutterstock