1/7

Anticiparse

El ABC de la gestión de los celos ante el nacimiento de un hermano pequeño es preparar al hermano mayor con bastante antelación y desplegar una narrativa en la que el este hermano o hermana mayor recibe explicaciones de todo el proceso de embarazo, parto y primeros meses de vida. Comentarle, con sinceridad, que se cuenta con él (ella) y con su ayuda. Todo depende de la edad, pero pedir cariñosamente ayuda al hermano mayor suele funcionar bien sin darle una responsabilidad excesiva.
2/7

Atención

Si somos capaces de repartir nuestro tiempo entre el recién nacido o hijo pequeño y el hijo mayor seremos capaces de minimizar –no eliminar-  la aparición de celos entre hermanos.

Se trata de ocuparse del pequeño y del mayor en función de las diferentes necesidades de cada uno.
3/7

Empatía

Si leemos bien el cuento de la introducción veremos que existe el arte de ponerse en el lugar del hijo mayor y hacer un esfuerzo de comprensión. Meternos en sus zapatos y sentir (no sólo pensar) como siente él.
4/7

Serenidad

El truco es la serenidad, la paz, la capacidad de no perder los papeles. La capacidad de integrar fluida y sinceramente al hijo mayor en la llegada de un nuevo hermano. Unos padres tranquilos, que no gritan y que dominan la situación sin desmontarse exhiben autoridad y son más convincentes.
5/7

Positivismo

Y sacarle la punta positiva a cada situación es descubrir con el hijo mayor las ventajas de eso mismo: de ser mayor. “Te vas más tarde a la cama, comes cosas más buenas y además hablas con nosotros de cosas que él no nos puede comunicar aún”.
6/7

Realismo

No se trata de negar la realidad: el mayor puede sentir celos. No hemos de reprenderle ni, por supuesto, culpabilizarlo. Sencillamente decirle que es normal lo que le pasa, que es una época que se puede superar y que como padres estamos con él o ella.
7/7

Organización

Organizar de forma creativa el tiempo libre es un arte: estar ocupados todos, padres e hijos, cada uno con su espacio y su tarea es un éxito. Y pasear mucho: mamá lleva en brazos al pequeño y papá lleva de la mano al mayor