1/5

Comprobar que el mensaje sea claro

En muchas ocasiones escribimos con errores ortográficos que dificultan la lectura y la comprensión del texto. También hay que evitar errores de concordancia y dobles interpretaciones. Como en cualquier mensaje, en las redes hay que procurar que la idea principal se entienda.
2/5

Acentuar las etiquetas (hashtag)

Usar los acentos en redes no supone ningún problema. Si se usan los acentos en su lugar adecuado se está promoviendo la buena ortografía (y, de paso, el respeto al posible receptor de nuestros mensajes).
3/5

Usar los términos correctos

Cuando se utilizan términos que no conocemos o cuyo significado es diferente al que queremos darle, podemos arrepentirnos más tarde. Muchos extranjerismos (especialmente los anglicismos) tienen una alternativa en el español actual que podemos y debemos conocer.
4/5

Revisar los signos de puntuación

En muchos ámbitos se considera que los signos de puntuación son irrelevantes. Una coma mal puesta puede dar al traste con lo que se publica. En español, por cierto, se abren y se cierran tanto los signos de admiración como de interrogación.
5/5

Revisar

¿Cuántos malos entendidos surgen por nuestra pereza para revisar lo que hemos escrito? ¿Cuántas veces hemos sido víctimas de nuestra propia incapacidad de volver uno o dos (o tres) veces sobre el texto que queremos publicar? Antes de enviar, corregir las erratas.