1/10

No tomas suficiente agua

Que no sudes y no sientas calor no significa que debes dejar de consumir tus ocho vasos diarios. El agua es salud e igual tu cuerpo necesita energía para funcionar correctamente y mantenerte calientita. Además, es también la manera de hidratar naturalmente tu piel, labios y cabello.
2/10

Abusar del maquillaje

La piel reseca no se cubre con maquillaje, al contrario, se hace más notable. Además, lo que puedes terminar haciendo es irritar aún más tu piel, así que en lugar de usar kilos de base y polvo, mejor hazte una buena exfoliación y mascarilla de hidratación en casa.
3/10

Duchas calientes

Claro que provoca bañarse con agua súper caliente y disfrutar del vapor como si se tratara de un sauna, pero el problema está en que ese calor en forma prolongada compromete la capa natural de grasa que tenemos en nuestra piel y, por lo tanto, su hidratación. Trata de bañarte con agua tibia y de forma rápida (además estarás contribuyendo con el planeta).
4/10

Usar maquillaje de ojos que no es a prueba de agua

El viento frío hace que nuestros ojos también se resequen y, por lo tanto, la reacción natural de nuestro cuerpo es hidratarlos a través del lagrimal. Si tu delineador y tu máscara de pestañas no es a prueba de agua, ¡será todo un desastre!
5/10

No cambiar tu rutina

 

Aquí se resume todo. Hay quienes pasan de una temporada a otra y creen que lo único que deben cambiar es la ropa que se ponen. La rutina de belleza también se debe adaptar al nuevo clima y buscar los productos que sean más apropiados para cada necesidad.
6/10

Exagerar con el bronceado

Hay quienes no soportan verse tan blancas en estas fechas y optan por productos auto-bronceadores de la farmacia o hasta ir al salón para una aplicación más profesional. Sea cual sea el caso, el color no debe ser tan oscuro o el mismo que usarías en verano, ya que a menos que digas que estuviste de vacaciones en Brasil, se verá fuera de lugar.
7/10

No exfoliarse

Muchas mujeres creen que como la piel se reseca más en invierno es mejor saltarse este paso. ¡Error! Es necesario remover todas las células muertas para tener una superficie lisa y que las cremas hidratantes penetren bien. Simplemente busca uno que no sea tan agresivo y hazlo máximo 3 veces a la semana.
8/10

Descuidar tus pies

No porque no vayas a utilizar sandalias quiere decir que debes dejar de hacerte la pedicura. Incluso, de esta manera disminuyes el riesgo, con el uso de tanta bota cerrada, que se te encaje una uña. Unos pies agrietados no se curan de la noche a la mañana, así que si quieres pies bonitos en verano, cuídalos desde ahora.
9/10

No usar protector solar

Hay quienes creen que esto es un producto exclusivo del verano y la verdad es que, aunque el día parezca nublado, siempre entran los rayos solares y nuestra piel está más sensible durante estos meses. ¿Te da mucha pereza? Aunque sea busca una crema hidratante que tenga factor de protección mayor de SPF 30.
10/10

Mal color de cabello

Si eres rubia, evita los reflejos demasiado claros, ya que harán que te veas un poco lavada y hasta pálida, mejor opta por unos en tono miel que le den calidez a tu rostro. Y si eres morena, evita los tonos demasiado oscuros, no sólo te endurecen las facciones sino que la idea es optar por tonos cálidos (como marrones almendrados) que contrarresten el clima frío.