6 / 9
6.Elimina distracciones:

En muchos restaurantes de alta cocina se pide a los comensales que apaguen el móvil o lo dejen en el guardarropa. Comer es un asunto que requiere concentración. Que el niño centre su atención en la comida es difícil, sobre todo si el niño está cansado o no demasiado hambriento.

Si además pululan por la mesa, dibujos animados, cromos, muñecos u otro tipo de juguetes la capacidad del niño de centrarse en la tarea principal se verá seriamente comprometida. ¿Podrías tu centrarte en tu trabajo si tus juguetes favoritos, es decir tus hijos, estuvieran pululando por tu escritorio?

+

© Monkey Business Images - Shutterstock