7 / 9
Darnos a conocer con nuestros fallos e imperfecciones nos lleva a ser más amados que si estuviéramos sobre un pedestal.

© Shutterstock