14 / 14
ABADÍA DE NOTRE-DAME DE LÉRINS. MONJES CISTERCIENSES. Este monasterio, fundado en el siglo V por san Honorato en una isla frente a la costa de Cannes, siempre ha sido un foco de influencia del monaquismo en Occidente. Sigue habiendo monjes en esta abadía, situada en una isla de cuarenta hectáreas en la que llevan una fraternal vida de oración y trabajo. Se trata de un lugar salvaje y apartado, particularmente propicio para la oración y la interioridad, pero que se encuentra a poca distancia del bulevar de la Croisette. Su excepcional emplazamiento atrae a numerosas personas de retiro espiritual, que acuden a este lugar para participar en el rezo de los monjes. Los retiros están abiertos a todo el mundo, de forma individual o en grupo, y pueden ir desde un mínimo de dos noches hasta una semana como máximo. Los monjes ofrecen a los jóvenes, entre otras cosas, retiros temáticos, así como un retiro/preparación de exámenes. Los huéspedes pueden descubrir a pie esta isla salpicada de magníficos oratorios: ¡una auténtica peregrinación!
+

© Abbaye de Lérins