13 / 14
ABADÍA DE NOTRE-DAME DE BONNEVAL. MONJAS CISTERCIENSES. Bonneval o Bona Val (en occitano) es un valle salvaje en el sur de Francia, en el norte Aveyron. Desde hace cerca de nueve siglos se encuentra allí una comunidad de religiosas cistercienses trapenses. Se basa en la regla de san Benito, escrita en el siglo VI. En la actualidad cuenta con 25 hermanas que viven de su trabajo sobre todo gracias a la fabricación de un chocolate conocido y muy apreciado en la región. El hotel recibe, para un tiempo de soledad y reflexión, a cualquier persona que desee realizar algunos días de retiro espiritual. Los huéspedes disponen de una capilla y una biblioteca. También es posible aislarse en la naturaleza: algunos paseos que comienzan en el monasterio permiten descubrir el valle y su bosque, así como las colinas que sobresalen por el valle del Lot y los primeros contrafuertes de Aubrac. La ermita de San José, situada a 1’5 km del monasterio, puede acoger a grupos de jóvenes.
+

© Martha e I CC BY-SA 3.0