10 / 14
ABADÍA DE HAUTECOMBE. COMUNIDAD DEL CAMINO NUEVO. La presencia monástica a orillas del lago Bourget se remonta al siglo XII. Hautecombe, antigua abadía cisterciense y luego benedictina, necrópolis de los condes de Saboya, es un lugar excepcional situado en el corazón de un entorno natural único. En 1992, la abadía fue confiada a la comunidad del Camino Nuevo, que la convirtió en una de sus casas de formación. La comunidad nació de un grupo de oración en 1973. Reúne a hombres y mujeres, solteros, sacerdotes y parejas que dan testimonio de su fe y trabajan por la unidad cristiana. En Hautecombe, la congregación asegura el mantenimiento del lugar y la continuidad de la vida de oración celebrando los servicios de la mañana, del mediodía y de la tarde. La comunidad acoge a lo largo del año a quienes desean profundizar en el sentido de su fe y el sentido de su vida. En particular, organiza retiros de "Caná" para parejas.
+

© Torsade de Pointes I CC0