5 / 5
5. Está preparado para el mañana

No tenemos que vivir cautivos de nuestro pasado para siempre. El futuro resplandece para cada persona sin importar qué experiencias nos llevaron a cada uno a donde estamos hoy. San Ignacio aconseja que cada día hagamos una resolución para ser la mejor versión posible de nosotros mismos.

A lo largo de su vida, san Ignacio encontró en sus meditaciones un modo eficaz de dejar atrás su pasado y progresar hacia el tipo de persona que quería llegar a ser.

Su influencia se sigue sintiendo ampliamente hoy en día, ya que personas de todos los ámbitos de la vida utilizan sus métodos prácticos para progresar en el autoconocimiento, comprender sus emociones y encontrar sanación.

+

© Unsplash - CC0