Recibe Aleteia gratis directamente por email
Cada día, noticias que dan esperanza: ¡recibe Aleteia por email!
¡Inscribete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

1/10

Dios nos quiere libres, es su amor que nos libera

Jesús, cuando llega, le dice: "Zaqueo, baja de inmediato, porque hoy debo quedarme en tu casa". Y al final declara: "El Hijo del hombre ha venido a buscar y a salvar lo que estaba perdido" (Lc 19, 10.10). Aquí está la voluntad de Dios, encarnada en Jesús: buscar y salvar aquello está perdido.  Y nosotros, en la oración, pedimos que la búsqueda de Dios sea exitosa, que se cumpla su plan universal de salvación. 
2/10

¿Dios me busca?

-Sí, Dios está en tu búsqueda. Me busca y te busca - Busca a cada persona personalmente. Dios es grande, cuánto amor hay detrás! 
3/10

Dios toca a la puerta de nuestro corazón

 Dios con su amor, toca a la puerta de nuestro corazón para atraernos, y llevarnos por el camino de la salvación. Dios está cerca a nosotros con su amor para llevarnos de la mano a la salvación. ¡Cuánto amor hay detrás! 
4/10

¿Somos esclavos o hijos de Dios?

Entonces, rezando "Hágase tu voluntad", no estamos invitados a doblar la cabeza servilmente. Cómo si fuéramos esclavos. ¡No! Dios nos quiere libres, es su amor que nos libera. 
5/10

Un plan de amor

El "Padre Nuestro", de hecho, es la oración de los hijos, no de los esclavos, quienes conocen el corazón de su Padre y están seguros de su plan de amor. 
6/10

Dios quiere la paz! 

Parafraseando al profeta Isaías, podríamos decir: "Aquí, Padre, hay guerra, prevaricación, explotación; pero sabemos que tú quieres nuestro bien, por lo tanto te rogamos: ¡hágase tu voluntad! Señor, revierte los planes del mundo, convierte las espadas en arados y las lanzas en hoces; ¡Que nadie practique más el arte de la guerra! "(ver 2: 4).
7/10

Transformar el mundo con amor

El "Padre Nuestro" es una oración que enciende en nosotros el mismo amor de Jesús por la voluntad del Padre, una llama que nos impulsa a transformar el mundo con amor. El cristiano no cree en un "destino" ineluctable. 
8/10

¿Por qué rezamos?

Si oramos es porque creemos que Dios puede y quiere transformar la realidad al vencer el mal con el bien. A este Dios tiene sentido obedecer y abandonarse incluso en la hora de la prueba más dura.
9/10

Dios no nos abandona en las dificultades

Dios, por amor, puede llevarnos a caminar por caminos difíciles, a experimentar dolorosas heridas y espinas, pero nunca nos abandonará. Siempre estará con nosotros, al lado nuestro, junto a nosotros. 
10/10

Dios está contigo!

Para un creyente esto, más que una esperanza, es una certeza: Dios está conmigo.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.