1/12

Santi y su abuelo Jaime, a su llegada a la Plaza del Obradoiro en Santiago de Compostela.

2/12

El día en que Santi descubrió el escarabajo vacaloura y decidió seguir caminando.

3/12

Rezando en Oporto antes de emprender el camino por la Ruta de la Plata, desde Portugal.

4/12

Esperando el tren, con la hermanita de Santi.

5/12

Comenzando el Camino Francés, en Saint-Jean-Pied-de-Port (Francia).

6/12

Orgullosos de mostrar uno de los certificados como caminantes.

7/12

El abuelo Jaime, con hielo sobre las piernas para descansar de la caminata y poder seguir con su nieto.

8/12

En un punto del Camino, donde antes había estado el abuelo.

9/12

Para Santi, el Camino ha supuesto una terapia excelente para su TDAH.

10/12

Santi disfruta con el abuelo. Han encontrado nieve, calor, lluvia...

11/12

Subidos al tren, juntos abuelo y nieto. Ahora son inseparables.

12/12

La mamá de Santi, con la tesis que escribió el maestro de Santi acerca del TDAH. Todos han aprendido.