1/9

Las colinas del desierto de Judea

Una vista de las colinas arenosas del desierto de Judea en un día de cielo despejado. Estas colinas cambian lentamente su forma con el paso del tiempo, ya que los fuertes vientos reconfiguran el paisaje.
2/9

El desierto de Judea con nubes

Otra vista del extenso desierto de Judea, con nubes esta vez. Sin árboles que bloqueen el sol, estas nubes ofrecen a los habitantes del desierto breves periodos de sombra que ayudan a refrescar los días de calor sofocante.
3/9

La puerta de Masada

Popular sitio turístico, Masada presenta las ruinas de una fortaleza que fue capturada originalmente por Herodes el Grande durante la lucha de poder que continuó a la muerte de su padre. Como rey, Herodes construyó dos palacios en las proximidades de Masada, que protegía ambas residencias reales.
4/9

Capilla bizantina

Se excavaron en Masada los restos de una capilla bizantina cuyo origen se sitúa en el siglo V o VI.
5/9

Monasterio de Mar Saba

Este monasterio en el desierto de Judea lleva activo desde el siglo V. Mar Saba es el hogar de la orden de Saba de monjes griegos ortodoxos.
6/9

Herodium

Uno de los palacios de Herodes el Grande, Herodium o Herodión se sospecha que es también el lugar de enterramiento del rey bíblico, aunque las excavaciones todavía tienen que encontrar su tumba auténtica. Es un popular lugar turístico con visitas guiadas educativas.
7/9

Monasterio de San Juan y San Jorge, en Wadi Quelt

Este monasterio existe desde el siglo V. Unos 200 años después de su construcción, fue saqueado por los persas y luego la tierra cambió de manos varias veces. El monasterio fue reestablecido en el siglo XIX.
8/9

Belén

Ninguna excursión bíblica a Oriente Medio estaría completa sin una parada en Belén, lugar de nacimiento de Cristo. El pueblecito ha crecido en los últimos 2000 años y ofrece un amplio surtido de visitas guiadas instructivas que recorren toda la historiada ciudad.
9/9

Qumrán

Las cuevas de Qumrán son el lugar donde los beduinos descubrieron los primeros Manuscritos del Mar Muerto en el siglo XIX y donde posteriores excavaciones hallaron más restos de textos bíblicos y de otros tipos.