12 / 12
Pavo Real
Los antiguos griegos creían que la carne de los pavo reales no se descomponía después de su muerte, y así fue como estos animales se convirtieron en un símbolo de inmortalidad y, en el caso de los cristianos, en un recordatorio del paraíso. Las plumas del pavo real, que se mudan anualmente para dar paso a plumas nuevas, solidificaban más la conexión y añadían el símbolo espiritual de la resurrección.
+

© Public domain