7 / 10
7. Petra
Al contrario de lo que muchos podrían suponer, Petra es de hecho un lugar bíblico. Sin embargo, la antigua ciudad nabatea no se menciona en la Biblia con ese nombre; es más bien llamada por su nombre hebreo, Sela, en Isaías 16, 1 y 2 Reyes 14, 7. Ambos nombres, Petra y Sela, significan "roca", obviamente refiriéndose al hecho de que la mayor parte de esta asombrosa ciudad está tallada en acantilados de arenisca. Se dice que uno de estos acantilados, Jabal Harun, es la tumba de Aaron, hermano de Moisés. Según la tradición bíblica, Petra estaba en la tierra de los edomitas, los descendientes de Esaú, el hijo de Isaac. Una vez se encontraron más de 150 papiros en la famosa Iglesia Bizantina de Petra, construida en el siglo II. Consumida por un incendio en el siglo VII, sus restos siguen siendo impresionantes.
+