9 / 10
No admitas chapuzas
Cuida los detalles. Cada día se nos presentan muchas tentaciones de tomar atajos para terminar el trabajo de forma más sencilla, rápida y… chapucera. No los tomes. Nuestra comodidad es tremendamente imaginativa, y continuamente nos invita a seguir el camino fácil. Combate esa comodidad y esa tentación con la actitud inversa: utilizar la imaginación para pensar cómo trabajar mejor, cómo prestar un servicio más original, cómo añadir nuevos detalles que den un valor añadido a tu trabajo.
+

© Shutterstock | RomarioIen