1/1

Caño Cristales

Lo descubrió el ecologista y periodista colombiano Andrés Hurtado en una de sus caminatas de exploración y fue tal el impacto que le causó que lo bautizó “el río que se escapó del paraíso”. El ave característica es la Pava Hedionda (hoatzín) que tiene un olor similar al estiércol,
producido por las bacterias que permanecen en su estómago. En el segundo semestre del año cuando disminuyen las lluvias y el nivel del agua baja es cuando se puede apreciar este espectáculo de colores en Caño Cristales.

En el recorrido por este paraíso hay saltos, cascadas y piscinas naturales con multitud de plantas acuáticas y piedras milenarias, pero sin peces porque no encuentran alimento debido a la falta de sedimento del río.

Para llegar a Caño Cristales se debe tomar un avión, lancha, luego un todoterreno y hacer parte del recorrido a pie. Toda una aventura en esta ruta ecoturística muy promocionada en los últimos años.