5 / 12
Nunca pierdas de vista a tu hijo en el parque
Si vas al parque con él, dile dónde vas a estar para que tenga ese punto de referencia. Si cambias de lugar, avísale. No basta con que tú sepas desde dónde controlarlo a él sino que es importante que él sepa dónde estás. Escoge lugares seguros y en los que el niño no quede fuera de tu vista en ningún momento. Aclárale cuál es la zona de juegos y que no puede salir de ella (aunque se escape una pelota u ocurra algo en el exterior que le llame la atención).
+

© fotosparrow - Shutterstock