¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

1/5

Investiga un poco

 

Entérate de cómo ha tratado antes tu empresa a las mujeres que han anunciado embarazo y baja por maternidad.
2/5

Avisa con suficiente antelación

Si tu trabajo es bastante intenso y requiere que alguien te sustituya en tu ausencia, entonces querrás dar tiempo suficiente a tus supervisores y compañeros para encontrar y formar a alguien que te cubra mientras estás fuera.

Por respeto, no dejes que tu jefe o jefa sea la última persona de la oficina que se entere de tu embarazo. Una vez lo sepa tu jefe, luego podrás decírselo a tus colegas y clientes.
3/5

No te disculpes

¡No te disculpes!
Si compartes la noticia de tu embarazo con aspecto de culpa, aprensión e inquietud, quizás provoques una respuesta negativa en tu responsable. Recuerda: todo el mundo en la oficina nació de una mujer. El embarazo es un regalo y una parte normal de la vida, ¡no algo por lo que haya que disculparse!
4/5

Ayuda a esbozar un plan de transición

Quizás también quieras elaborar algunas propuestas creativas para organizar tu trabajo en tu ausencia o incluso sugerir cómo contribuir desde tu casa (si fuera posible). Esto, además, es una forma de valorizar tu profesionalidad y tu responsabilidad con la empresa.

Haz todo lo que puedas para quitar algunas de esas cargas de los hombros de tu jefe, encuentra soluciones para los problemas que tú ya conoces mejor de tu puesto. Tu contribución será bienvenida.
5/5

En el peor de los casos, recuerda tus derechos

Hay mucho que depende de la cultura del lugar de trabajo, pero recuerda que incluso si en tu empresa no te apoyan siempre tienes recursos. ¡La ley te ampara y está de tu lado!

La discriminación contra una empleada embarazada es ilegal y puede ser objeto de denuncia. Así que si terminas en una situación de pesadilla con una discriminación obvia, empieza a documentarlo todo con recursos humanos y llama a un abogado para discutir tus opciones.  No se suele llegar a esto, pero hay casos en los que quizás sea necesario.