1/3

Busca tu auténtica valía

Las personas antipáticas son incansablemente negativas. Encuentran algo que no les gusta, que incluso puede ser falso, pero como se concentran en ello, tú eres víctima de este constante torrente de negatividad.

Deja de dar importancia a lo que piensa de ti y busca tu verdadera valía interior. 

Dejó de preocuparte por su opinión y te liberarás de su negatividad.

 
2/3

No desperdicies tu energía en vano

Cuando te acusan o encasillan erróneamente, no te dejes atrapar. No contestes.

Con el tiempo, las acciones dicen más que las palabras, e incluso las personas antipáticas quedan persuadidas por la consistencia de una persona que despliega su energía para desafiar las expectativas.
3/3

Perfecciona tu capacidad para amar

Es fácil amar a tu familia y amigos, pero es difícil amar pase lo que pase a esa persona que no parece apreciarte.

Santa Teresita da este consejo porque el amor es un acto y no un sentimiento, esa monja antipática le enseñó a amar mejor.

Recuerda, Teresa misma había cambiado gracias al amor y la paciencia de sus padres, así que ella conocía el poder de amar a alguien que parecía detestable.

Según dijo: “Trataba de prestarle todos los servicios que podía; y cuando sentía la tentación de contestarle de manera desagradable, me limitaba a dirigirle la más encantadora de mis sonrisas”.

Después de cierto tiempo, confiesa que sus sentimientos comenzaron a cambiar de verdad. En definitiva, una persona difícil únicamente puede hacernos daño si nosotros se lo permitimos.