6 / 6
IMAGINA QUE VIVES TUS ÚLTIMOS MOMENTOS

¿Eres feliz con la manera en que has gestionado tu vida? Si la respuesta es no, ¿qué cambiarías? Si fueras a morir mañana y debieras dar consejos a tus seres queridos, ¿qué cambiarías de tu vida pasada? Es muy probable que invirtieras la jerarquía de tus prioridades. Es una experiencia que conviene hacer con regularidad porque, paradójicamente, más que causarnos temor, la reflexión sobre la muerte ayuda con frecuencia a tomar consciencia de la vida.

Quizás no todos podamos ser futbolistas o actrices de éxito, pero todos tenemos una vida por delante. Todos tenemos una vocación única que descubrir. Y nada puede hacernos más felices que encontrarla.

+

© Public Domain