5 / 6
IMAGINA QUE ESTÁS EN EL LUGAR DE UNA PERSONA QUE TE ACONSEJA

¿Qué te dirías a ti mismo? ¿Estarías decepcionado por tu elección? ¿O todo lo contrario? Este ejercicio es útil para poner en práctica un proceso de pensamiento racional y objetivo que minimiza el pensamiento emocional.

También puedes imaginar que una persona en una situación igual a la tuya te pide consejo para una decisión importante. ¿Qué le dirías? ¿Cuáles serían los criterios más importantes que le transmitirías?

 

+

© Syda Productions I Shutterstock