10 / 12
Perseverante como Pablo
Una vez convertido, todo el ímpetu que san Pablo vivía como judío observante lo aplica a la propagación del Evangelio. Viaja, sufre toda clase de accidentes, castigos, enfermedades... y todo le parece poco para ganar el cielo y ganar a todos para el cielo. Es cosmopolita, polivalente, audaz, tiene recursos para todo, se hace todo para todos -como él mismo dice-.
+

© El Greco- Public domain