7 / 10
Acostarse en la cama a la hora de dormir.
Es importante que acostumbremos a nuestro cerebro a que cuando nos acostamos, queremos dormir, por lo que cualquier acción dentro de la cama como leer, escribir, llamar por teléfono, jugar a juegos electrónicos o ver la televisión son negativos para conciliar el sueño. Realizar técnicas de relajación y respiraciones abdominales pueden ayudar al cerebro a conciliar el sueño.
+

© Shutterstock | Jacob Lund