1/12

Vajilla.

Vajilla
Usa la misma vajilla para todos los comensales. Coloca primero el plato llano y encima el plato sopero (o dos llanos si el primero no necesita plato hondo). Si es una comida especial, puedes embellecer con un bajoplato de tamaño más grande, que nunca se usará para servir comida.

Si vais a tomar crema o consomé, sustituye el plato hondo por la taza y su plato correspondiente. En el caso de una comida de diario, también puedes usar un mug, que se coloca a la derecha, por encima de los cubiertos.

Una comida especial merece vajilla especial. Si dispones de ella, es una ocasión espléndida para usarla. También es posible que dispongas de alguna pieza familiar especial: sopera, jarra de agua... Si tiene algún vínculo sentimental con los invitados, sácala a la mesa y será motivo de alegría.

En comidas de tono más cuidado, puedes emplear platito para el pan. Se coloca a la izquierda, por encima del tenedor.
2/12

Centro de mesa.

Los centros de mesa embellecen el ambiente. Pueden ser de flores secas o naturales. Si son flores cortadas, ten en cuenta que no sean especialmente olorosas para que no interfieran en los aromas de los
3/12

Mejorable.

La copa de agua y la de vino deben estar en línea horizontal.

Faltan los cubiertos de postre. ¿Qué es entonces el tenedor de la izquierda? El que vamos a usar en el aperitivo, que seguramente lleva fritos.
4/12

Opcional.

Si hay pocos cubiertos, puedes colocarlos todos sobre la servilleta y será el comensal quien coloque el tenedor a la izquierda al comenzar.

En cuanto al aperitivo, si quieres comenzar con un cava o champán, puedes colocarlo como en la imagen y retirarlo al comienzo del primer plato para dar paso al agua y/o al vino.
5/12

Cubiertos.

Los cubiertos se colocan según la mano que los usará y en el orden de empleo: de fuera adentro. A la izquierda, el tenedor. A la derecha, el cuchillo y la cuchara (el cuchillo más cerca del plato).

Los cubiertos de postre son los que van más pegados al plato porque serán los últimos que emplearemos. También podemos colocarlos entre los platos y los vasos. Entonces, irán encarados: el tenedor arriba en dirección a la derecha (porque vamos a cogerlo con la izquierda) y la cuchara o el cuchillo a la inversa.
6/12

Usos claros.

Si hay comida oriental y necesitáis palillos, colócalos a la derecha del todo. En cuanto a los cubiertos metálicos deben ir a un lado y otro. Tal como están aquí colocados, sugiere que el cuchillo pequeño es para algún aperitivo especial. Pero, ¿por qué colocar el tenedor a un lado y la cuchara de postre arriba? ¿O será que la cuchara de arriba es para la sopa de miso? Conclusión: lo importante es situar los cubiertos para que el comensal sepa enseguida qué usar y para qué.
7/12

Coherencia.

Es importante que emplees el mismo sistema de presentación para todos los servicios.

Recuerda que el vaso de agua debe ir a la izquierda y después, a su derecha, el de vino. El vaso del aperitivo se coloca a la derecha del todo, pero no debe ocupar una posición central (como ocurre en la fotografía).

En cuanto a los cubiertos, verás que en la mesa de la imagen el tenedor debería ir a la izquierda del plato.
8/12

Incorrecto.

La cuchara de postre debe ir pegada al plato porque es lo último en usar.

La cuchara de sopa debe ir a la derecha del cuchillo porque será la primera en emplearse.
9/12

Incorrecto.

El tenedor y el cuchillo de postre deben ir pegados al plato.

La copa de agua y la de vino deben estar en línea recta.
10/12

Original y correcto.

Este es un modo distinto y original de presentar los cubiertos. Es correcto, en este caso.
11/12

¿Incorrecto?

Los cubiertos están bien al colocarse juntos, de forma original, sobre la servilleta. Sin embargo, la copa de agua debería estar a la izquierda mientras que el vino va a su derecha.
12/12

Encuentros más informales.

Las comidas o cenas de carácter más informal permiten la presentación adecuada: por ejemplo, cuando cocinamos a la brasa, a la plancha, a la piedra o con leña. Los cubiertos pueden ser de mango de madera, con lo que resaltan el aspecto rústico.