6 / 9
Aumento de peso

Este es un tema tremendamente delicado. A ninguna de nosotras nos gusta ganar peso y, cuando estás embarazada, empiezas a ganar medio kilo a la semana (o más). Hace poco me pasó a mí. Durante bastante tiempo mi peso se mantuvo estable, y luego... 5 kilos en 6 semanas. Ahí lo llevas. Como una dieta milagro, pero al revés. Es una sensación extraña cuando no puedes ponerte los pantalones que usaste sin problemas hace unos días. ¿Cómo puedes evitar sentirte mal por ello? No intentes siquiera ponerte tu ropa habitual de antes del embarazo. Invierte en ropa que te haga sentirte atractiva y guapa sin importar el peso. Algo que no sea ajustado, que no apriete y que no nos recuerde cada cinco minutos que estamos más grandes. Los kilos son un artículo adquirido; llegaron rápido y (con suerte) se irán rápido.

+

© Shutterstock