1/10

La ignorancia en las Escrituras es ignorancia de Cristo

2/10

Empieza a ser ahora lo que serás de aquí en adelante

3/10

El rostro es el espejo de la mente, y los ojos, sin hablar, confiesan los secretos del corazón

4/10

Requiere tiempo buscar un amigo, rara vez lo encontramos y con gran dificultad lo conservamos

5/10

En vano canta la lira para el asno

6/10

Todo debe incluir un agudo condimento de verdad

7/10

Que tus acciones no desmientan tus palabras, para que no suceda que, cuando prediques en la Iglesia, alguien en su interior comente: ‘¿por qué entonces tú no actúas así?

8/10

Huye como de una peste del clérigo que se dedica a los negocios, del que viniendo de la pobreza se ha hecho rico, y del desconocido que ha pasado a ser famoso

9/10

Es aún peor ser ignorante de la ignorancia de uno

10/10

¡Qué curioso maestro el que, con el estómago lleno, diserta sobre el ayuno!