2 / 5
TUS JUGUETES LOS ORDENAS TÚ SOLO. Define con tu hijo una regla indiscutible: una vez terminado el juego, todas las muñecas, coches o Legos deben guardarse en cajas etiquetadas. Una simple estantería con cajas de plástico puede servir perfectamente. Para cada caja, una bonita etiqueta de color con el diseño del juguete en cuestión. Una para los coches, otra para los peluches y otra para los juguetes con los que tu hijo ya no juega. Deja que tu hijo decida el color de cada etiqueta. Proponle que dibuje él mismo el objeto correspondiente. Estará orgulloso de su organización. Es una forma divertida de enseñarle a organizar sus cosas siguiendo a una lógica clara.
+

© Alesiakan - Shutterstock