Recibe Aleteia gratis directamente por email
¡Alimenta tu espíritu! ¡Recibe las noticias de Aleteia cada día!
¡Inscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

1/14
La iluminación artificial está basada en luces LED automáticas. La amplificación fue mimetizada entre los componentes arquitectónicos de la iglesia. La idea de los constructores es hacer de la catedral “el lugar para compartir un mensaje”.
2/14
Los obispos José Agustín Valbuena y Óscar José Vélez Isaza fueron los principales impulsores de la obra. El primero planteó la necesidad de construir una catedral que correspondiera al crecimiento de la devoción y el progreso de la ciudad. El segundo anunció su construcción en 2015 y cuatro años después presidió su consagración.
3/14
La edificación tiene un área construida de 7.240 metros cuadrados. Mide 90 metros de largo y 30 de ancho. En sus alrededores, hay jardines fuentes de agua, plazoletas y parqueaderos.
4/14
El frontis tiene siete grandes columnas que representan los sacramentos: bautismo, penitencia, comunión, confirmación, orden, matrimonio y unción de los enfermos. Tres columnas de menor tamaño simbolizan a Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo.
5/14


Además de la nave única de la catedral, hay dos capillas, la del Santísimo y la Bautismal. También cuenta con auditorios, salones, casa cural, oficinas, una cripta para osarios y cenizarios y una zona de parqueo.


6/14
La obra costó 12.000 millones de pesos (3.500.000 dólares). El dinero fue aportado por ‘amigos de la catedral’ que aportaron 10.000 pesos cada mes y ‘padrinos de la catedral’, gente con mayor capacidad económica que hizo donaciones mensuales o en una sola cuota.
7/14
El Santo Eccehomo del siglo XVI fue entronizado provisionalmente en la nueva catedral el pasado 24 de agosto. Allí permanecerá hasta diciembre de 2019 cuando será remplazado por una réplica que prepara el maestro Villalba Terán.
8/14
Bajo el altar mayor fueron sepultadas las reliquias de los santos Antonio María Claret, José María Escrivá de Balaguer y Laura Montoya. También fueron enterradas las reliquias de los beatos colombianos Pedro María Ramírez Ramos (Mártir de Armero) y Jesús Aníbal Gómez y de los siete mártires claretianos de Tarragona, España.
9/14
·  Un sistema de automatización y control funciona como un cerebro tecnológico y permite la fusión de varios de los espacios para eventos especiales.
10/14
Diez vitrales de gran tamaño, alusivos a la fe católica y la biodiversidad regional, permiten el ingreso de luz natural.
11/14
El Crucificado que preside el altar mayor es de madera y policromado. La imagen, de 3.3 metros de alto por 1.5 de ancho, fue elaborada por el artista ecuatoriano Jorge Luis Villalba Terán.
12/14
La cruz ubicada en lo más alto de la torre pesa siete toneladas. Para instalarla fue necesaria una grúa de gran capacidad y alta precisión.
13/14
La nueva iglesia puede acoger a 4.000 personas cómodamente sentadas. Su capacidad y funcionalidad permiten la presencia, de pie, de 1.000 visitantes más.
14/14
El padre Nolberto Mogollón Palacio, director de Comunicaciones de la Diócesis de Valledupar, aseguró que por sus dimensiones y características arquitectónicas esta iglesia es “la catedral más grande y más moderna de Colombia” y la tercera de Sudamérica.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.