7 / 10
El deporte es fuente de valores
Que hagan deporte es saludable (uno de cada 5 niños es obeso en los países desarrollados) y al mismo tiempo es un territorio propicio para practicar los valores que se aprenden en la familia y la escuela. Al observar sus juegos y sus campeonatos, también los padres deben mostrar deportividad. El respeto se aprende de los padres y se demuestra en el trato al entrenador y a los jugadores del equipo rival. Además, hay que repetir -de verdad- que lo importante no es ganar sino participar.
+

© Shutterstock