6 / 12
Actuar después de pensar.

Es decir, primero es necesario poner la cabeza, analizar. El más rápido no siempre es el mejor. La virtud de la prudencia no significa ir por la vida con el freno de mano puesto. Utiliza tu inteligencia para preparar bien la entrevista de trabajo, para hacerte imprescindible.

+

© Shutterstock