2 / 8
SAN ANTONIO DE PADUA

Juguetes perdidos. Tras experimentar la pérdida de su precioso salterio, este religioso portugués vio respondida su oración para encontrarlo. ¿Quién mejor que él puede comprender el valor que concedemos a nuestros objetos más preciados?

+

© Zvonimir Atletic/Shutterstock